Todas las noticias

El Liceu adapta la programación a causa de las restricciones de la pandemia

  • El Teatre se ve obligado a modificar proyectos de la temporada para poder realizar la programación con todas las garantías de seguridad en el escenario y fuera de él y seguir, así, con la exigencia que requiere la cultura segura
  • Los proyectos con gran orquesta se ven afectados por la imposibilidad de garantizar las distancias mínimas entre músicos: la solución para la ópera Lessons in Love and Violence es extender el foso hasta las primeras filas de platea, y para el concierto sinfónico La consagración de Stravinsky: los tres ballets rusos modificará su programa
  • Tanto la gran orquesta, como el voluminoso coro, así como la puesta en escena obligan al Liceu a cancelar la ópera Tannhäuser. Después de varios estudios, ha sido inviable la implantación de los cuerpos estables imposibilitando su representación. El Teatre trabaja para reprogramar la ópera de Wagner en un futuro
  • Las limitaciones en el transporte europeo imposibilitan la llegada de la producción Otello  -Royal Opera House- desde Londres. Será, pues, el montaje de la Bayerische Staatsoper el que se podrá ver en el Liceu del 27 de marzo al 14 de abril con la dirección de escena de Amélie Niermeyer
  • Las restricciones vigentes en la movilidad y la limitación en las interacciones entre diferentes grupos posponen el proyecto participativo El monstre al laberint de febrero a abril, momento en el que se espera llevar a cabo el proceso creativo entre las múltiples escuelas y alumnos que participan en el proyecto
  • Uno de los conciertos más esperados de la temporada, Les Tres reines con la soprano Sondra Radvanovsky ha reprogramado la función del pasado 23 de diciembre al 6 de mayo, y abre una nueva función el 8
  • Además, el Liceu habilita una nueva función LiceUnder35 de la ópera Lucia di Lammermoor con un nuevo reparto para poder llegar a más jóvenes esta temporada
  • El Liceu avanza los horarios de todos los espectáculos de la temporada y pasa las funciones previstas a las 20h, a las 19h. En el caso de la doble función de Solstice, el 6 de febrero, será a las 16:30h y a las 20:30h

Otello (© Bayerische Staatsoper)

Barcelona, 20 de enero de 2021. El Gran Teatre del Liceu ha velado, desde el inicio de la pandemia, por una cultura segura en el escenario y fuera de él, articulando medidas para público y artistas que garanticen la correcta ejecución de las restricciones decretadas por las autoridades, así como el protocolo desarrollado por el propio Teatre validado por el Procicat. Es por ello, que el Liceu se ve obligado a modificar algunos de sus espectáculos para dar cumplimiento a la normativa vigente y seguir disfrutando de un Liceu seguro y con todas las garantías.

Las afectaciones más complejas han sido las implantaciones de orquesta, que se han analizado detenidamente para aprobar su viabilidad, ya que tanto el espacio reducido del foso como el del escenario dificultan que las grandes formaciones puedan distribuirse con la mínima distancia de seguridad entre artistas. De este modo, se anuncian tres afectaciones: la ópera Lessons in Love and Violence de George Benjamin que reubica a los músicos de la Orquesta retirando parte de las filas de la platea (de la 1 a la 4) para poder ubicar la totalidad de los músicos con la distancia necesaria para evitar el contagio (1,5 m y 2m para los vientos). En esta ópera no hay Coro en escena, hecho que facilita que sea una ópera escénicamente viable y segura. En segundo lugar, el concierto sinfónico La consagración de Stravinsky: los tres ballets rusos modifica la totalidad de su programa con el fin de poder reducir el centenar de músicos que participan en esta pieza. Este cambio, llevará al maestro titular del Liceu, Josep Pons, a afrontar un repertorio de Danzas del mundo eslavo con piezas de Brahms, Dvorak, Kodály, Liszt, Bartók y Borodin, donde el ritmo y los sonidos del Este de Europa serán los protagonistas. Consulta el programa aquí.

En el caso de Tannhäuser han sido tres los factores clave que han hecho ver al Teatre y al equipo artístico la inviabilidad de su representación, es por este motivo que se ha cancelado esta ópera con la intención de reprogramarla en un futuro. Los factores han sido: la imposibilidad de alojar la Orquesta en el foso con la distancia mínima de seguridad, el gran número de cantantes del Coro que también hace inviable su implantación en el escenario y, por último, una puesta en escena que se vería extremadamente afectada si se hicieran las rectificaciones escénicas para mantener los grupos burbuja requeridos en los protocolos. Estos múltiples factores hacen imposible la representación de esta obra durante las restricciones sanitarias y, por este motivo, el Liceu ha decidido reprogramar la ópera a futuras temporadas como ha hecho con el resto de producciones que se ha visto obligado a cancelar. El importe de las localidades será devuelto a todos los abonados el próximo 1 de febrero.
 

Otello (© Bayerische Staatsoper)

La producción Otello también se ve afectada por las restricciones de la pandemia. Las limitaciones actuales en los transportes europeos imposibilitan la llegada de la producción de la Royal Opera House desde Londres.

De este modo, el Liceu ha programado la producción de la Bayerische Staatsoper, con la dirección de escena de Amélie Niermeyer, que puede garantizar la llegada al Teatre para su representación del 27 de marzo al 14 de abril. Este montaje, que se estrenó en 2018 en Múnich, muestra la lucha interior y exterior que habita en el texto de Shakespeare y pone también en el centro la figura de Desdémona subrayando el feminicidio y la misoginia a través de la mirada del realismo actual. Además de esta modificación, también se ha tenido que suspender la participación del Cor Vivaldi – Petits Cantors de Catalunya en esta ópera, debido a los múltiples grupos burbuja del mismo Coro y la interacción con el resto de los artistas. Las voces femeninas del Coro del Liceu serán las encargadas de interpretar las partes del coro infantil.

Uno de los nuevos proyectos de la temporada 2019/20, El Monstre al laberint de Jonathan Dove, una ópera participativa con alumnos de diferentes centros educativos de toda Cataluña, también se ha visto afectado por las restricciones actuales. Este espectáculo, que inició su proceso creativo el curso pasado, vio truncado su desarrollo el mes de marzo, por la plena irrupción de la pandemia. Este curso, los diferentes centros ya han iniciado el proceso de preparación y han comenzado con las acciones de formación complementarias que hacen de este espectáculo un proyecto de aprendizaje transversal. A su vez, Paco Azorín, que es quien firma escénicamente el espectáculo, está haciendo todas las adaptaciones escénicas necesarias para adecuar el espectáculo a la realidad de la pandemia. Ahora, después de este periodo inicial de preparación, hay que moderar el proceso creativo del proyecto debido a las restricciones vigentes que afectan a los desplazamientos y a las interacciones entre grupos. De este modo, el Liceu pospone el espectáculo para poder hacerlo viable con todas las garantías puesto que las condiciones actuales no son óptimas para poder estrenar el espectáculo en febrero del 2021, tal como estaba previsto. Es por ello que El monstre al laberint pospone sus funciones a los días 19, 21 y 24 de abril.
 

Sondra Radvanovsky (A. Bofill)

Parte de estos cambios y modificaciones en la programación también han permitido poder reubicar uno de los conciertos más esperados de la temporada: Las Tres Reinas con la soprano Sondra Radvanovsky que se podrá ver el próximo 6 de mayo, función que sustituirá la cancelada el pasado 23 de diciembre. Adicionalmente se habilita una nueva función el 8 de mayo que se pondrá a la venta el próximo 3 de febrero. Esta nueva propuesta semi escenificada cuenta con el director de escena Rafael Villalobos.

Además, el Liceu ha programado una nueva función del LiceUnder35 con la ópera Lucia di Lammermoor de Donizetti el 27 de julio con la intención de aumentar el número de jóvenes que podrán acceder a estas actividades exclusivas para menores de 35 años, puesto que la primera función Under 35 fue al 50% del aforo, y la segunda con un máximo de 500 personas. Es por ello, que el Teatre propone un nuevo reparto formado íntegramente por jóvenes cantantes que debuten en el rol: la catalana Serena Saéz como Lucia di Lammermoor, el colombiano César Cortés como Edgardo y el catalán Carles Pachón como Enrico. Este nuevo Under35 estará disponible a partir del 28 de junio a las 16h solo para menores de 35 años a un precio único de 15€.

Cambios de reparto

Hasta el momento, para la ópera Lessons in Love and Violence de George Benjamin se anuncia un cambio de reparto debido a las restricciones de mobilidad de la pandemia. El rol de Mortimer será interpretado por Peter Hoare, en substitución de William Burden. Hoare interpretó el rol en el estreno de la ópera en la Royal Opera House en mayo de 2018. Además, los papeles de Witness 2/Singer 2 y Woman 2 serán interpretados por Gemma Coma-Alabert que substituye a Marta Fontanals-Simmons.

Cambios en los horarios

Y ya para finalizar, el Gran Teatre del Liceu también anuncia el cambio horario de todas las funciones de la temporada para facilitar la movilidad de los espectadores hasta julio. Todas las funciones previstas a las 20h, pasarán automáticamente a ser representadas a las 19h. Las funciones de fin de semana previstas a las 17h o a las 18h se mantendrán con el mismo horario. Sin embargo, de momento solo habrá la excepción de la doble función de Solstice del 6 de febrero que será a las 16:30 y 20:30.

Este cambio de horarios también afecta al de taquillas que se adapta a partir del 1 de febrero para atender al público de lunes a viernes de 10h a 19h y los fines de semana: sábados de 10 a 18h (días con representación abiertas hasta inicio función) y domingos y festivos cerradas, excepto los días de representación que las taquillas permanecerán abiertas 2 horas antes del inicio de la función, y 1 hora antes en el caso de El Petit Liceu.