OKUDA SAN MIGUEL

Hasta el 10 de noviembre de 2021

COMPRA AHORA

Público general: 8€ 
Comunidad #LiceUnder35 y menores 16 años: 5€

Visitas miércoles, viernes y sábados a partir de las 11h. 

 

Conocido por sus obras geométricas y patrones de colores, el artista irrumpe la Sala Miralls del Teatre con la instalación Meditation que establece un diálogo entre pasado y futuro en el inicio de la temporada del 175º aniversario del Liceu.

La propuesta que lleva como título Meditation está configurada por 3 componentes principales: una estrella escultórica en el centro de la Sala que lleva como nombre "Kaos Star", los "Soulkeepers" (personajes mágicos que contemplan la obra) y la transformación de las butacas del espacio. El artista plantea estos tres elementos para invitar al espectador a reflexionar sobre el pasado, el presente y el futuro de la creación contemporánea. El "Kaos Star", símbolo recurrente en la obra de Okuda, a primera vista puede recordar a una estrella, pero es en realidad una rosa de los vientos. Más allá de indicar los 4 puntos cardenales, nos muestra, a través de infinidad de brazos asimétricos, la idea de un mundo lleno de oportunidades y caminos a seguir. "Un mensaje de libertad y de confianza en nuestro presente para elegir nuestro futuro" asegura el artista. Alrededor encontramos a cuatro

Okuda San Miguel, lenguaje multicolor

Licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, su singular lenguaje iconográfico de estructuras geométricas y patrones multicolores en las calles, vías férreas y fábricas abandonadas de todo el mundo lo han convertido en uno de los artistas urbanos más reconocidos del mundo. Conocido por sus proyectos a gran escala, una de sus célebres obras es la conversión que realizó a finales de 2015 de una iglesia asturiana abandonada; un Kaos Temple, como pasó a llamarse, que se ha convertido en un nuevo icono del arte contemporáneo. En su obra, multicolores arquitecturas geométricas se mezclan con formas orgánicas, cuerpos sin identidad, animales sin cabeza y símbolos que animan a la reflexión a través de piezas artísticas que podrían clasificarse como 'Surrealismo Pop', pero con una clara esencia de las calles. Sus obras a menudo plantean cuestiones sobre el existencialismo, el universo, el infinito, el sentido de la vida y las contradicciones de la falsa libertad del capitalismo, mostrando un conflicto entre la modernidad y nuestras raíces. Al final, entre el hombre y sí mismo.