Rocío Pérez

Soprano

Antes de centrarse en el canto, se formó como clarinetista y actriz. En 2014 entró en la Opera Studio de Estrasburgo/Colmar, y posteriormente fue admitida en el programa de jóvenes cantantes de la Opéra de Lyon. Desde entonces ha podido cantar en la Opéra National du Rhin de Estrasburgo interpretando el rol de Thibault (Don Carlo), dirigida por Daniele Callegari; en la Opéra de Lyon y en el Théâtre des Champs Élysées de París como Cleone (Ermione), bajo la dirección de Alberto Zedda, y en el Teatro La Fenice de Venecia interpretando el papel de Berenice (L’occasione fa i lladro) y el díptico Prima la musica e poi le parola y Der Schauspieldirektor. También ha subido al escenario del Teatro Real de Madrid como Nanneta (Falstaff) y la Reina de la Noche (La flauta mágica), título que asimismo ha cantado en la Deutsche Oper de Berlín, donde ha protagonizado Lucia di Lammermoor. Entre sus próximos compromisos figura participar en las óperas Peter Grimes en Madrid y con el rol de Gilda (Rigoletto) en la Opéra National de Lorraine.

Debuta en el Gran Teatre del Liceu.