Un coro en plenitud y grandes estrellas del lied en escena

En escena

Comparte el artículo

¿Quieres recibir las novedades? Suscríbete

En su forma final sobre el escenario, esta producción del War Requiem es tan compleja y colectiva como la parte exclusivamente musical: además de los aspectos relacionados con el vídeo y la iluminación, también es importante la labor coreográfica de Ann Yee, figura encargada de darle movimiento y sentido a la presencia simultánea y caótica de tres coros –masculino, femenino y de voces blancas–, que son los bloques humanos que, en realidad, cargan con el verdadero peso de la obra. En estas funciones contaremos con el Cor del Gran Teatre del Liceu –dirigido por Conxita Garcia– y con el coro infantil VEUS de Granollers, que se complementarán con la Orquestra Simfònica del Teatre al completo, dirigida por Josep Pons.

En todo caso, los momentos más líricos y delicados del War Requiem recaen en tres voces solistas, y por eso es importante que, además de una orquesta bien articulada y unos coros experimentados, las funciones cuenten con una soprano, un tenor y un barítono de alto nivel. La soprano será Tatiana Pavlovskaya, una de las grandes spintos de las últimas décadas, una cantante veterana –formada en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo como parte de la asombrosa cantera descubierta por el maestro Gergiev– que alterna papeles de fuerza del repertorio ruso o wagneriano con las grandes heroínas mozartianas, y ese equilibrio entre lirismo y contundencia hace de ella una intérprete ideal para esta parte del réquiem.

El tenor será el veterano Mark Padmore, una de las grandes voces inglesas –especializado en lieder, en partes solistas de oratorios y, más en particular, la obra de Benjamin Britten–, mientras que el papel del barítono lo defenderá Matthias Goerne, un cantante con un perfil muy parecido, con mucha experiencia en el lied alemán –fue alumno de Dietrich Fischer-Dieskau, que cantó en el estreno del War Requiem– y en papeles de gran intensidad del repertorio wagneriano y del siglo XX. Un elenco, en definitiva, perfecto para defender todas y cada una de las delicadas partes de un conjunto tan frágil como majestuoso.

 

Josep Pons

Director musical

Considerado uno de los directores más relevantes de su generación, Josep Pons es el director musical del Gran Teatre del Liceu.

En 1985 fundó la Orquestra de Cambra Teatre Lliure y, en 1993, la Jove Orquestra Nacional de Catalunya. Es director honorario de la Orquesta y Coro Nacionales de España y de la Orquesta Ciudad de Granada, de las que fue director artístico y titular. Fue también director musical ejecutivo de las ceremonias olímpicas de Barcelona 92.

En 1999 fue distinguido con el Premio Nacional de la Música otorgado por el Ministerio de Cultura, es académico numerario de la Reial Acadèmia Catalana de Belles Arts y doctor honoris causa de la Universitat Autònoma de Barcelona. En 2019 fue galardonado con la Medalla de oro al mérito en las Bellas Artes.

Ha grabado medio centenar de títulos para Harmonia Mundi France y Deutsche Grammophon, y ha obtenido sus máximos galardones: Grammy, Cannes Classical Awards, Grand Prix de l’Académie Charles Cross, Diapasson d’Or y Choc de la Musique.

Dirige habitualmente las principales orquestas y lo hace en salas de todo el mundo, y ha establecido una relación continuada con la Orchestre de París, la Philharmonia, la City of Birmingham, la Gewandhaus de Leipzig, la Staatskapelle de Dresde, la NHK de Tokio o la BBC Symphony Orchestra, con la que ha aparecido varias veces en los BBC Proms de Londres.

Daniel Kramer

Director d'escena

Es el director de la English National Opera (ENO) de Londres. Además es miembro de la NY Drama League y ha trabajado en teatro, como el Gate Theatre, Notting Hill y Young Vic, además de formar parte del equipo creativo de la Royal Shakespeare Company. Asimismo ha sido artista invitado y profesor en las universidades de Harvard, Brown University, Nueva York, Northwestern y Guildhall School of Music and Drama de Londres. Ha dirigido La traviata en el Theater Basel y ENO, Sadkó en la Vlaamse Opera de Amberes y Teatro Nacional de Eslovaquia, Tristan und Isolde en la ENO, Pelléas et Mélisande en el Teatro Mariinsky de San Petersburgo y Teatro Bolshoi de Moscú, Carmen en Amberes y Opera North de Leeds, El castillo de Barba Azul en la ENO, San Petersburgo y Moscú, y también Cuadros de una exposición en el Sadler’s Wells Theatre y Young Vic Theatre de Londres. Además de un gran número de obras teatrales, como Romeo y Julieta en el Shakespeare’s Globe o Woyzeck en el St. Ann’s Warehouse de Nueva York y Gate Theatre de Londres.

Debuta en el Gran Teatre del Liceu.

Tatiana Pavlovskaya

Soprano

Formada inicialmente como pianista, posteriormente estudió dirección coral. Completó su formación en el Conservatorio Rimski-Kórsakov de San Petersburgo. Tras graduarse, ingresó en el Teatro Mariinsky, donde hizo su debut como Tatiana (Evgueni Oneguin). Desde entonces ha podido compartir escenario con Plácido Domingo, Josep Carreras, Paata Burchuladze, Dmitri Hvorostovsky o Natalie Dessay, entre otros. Ha sido dirigida por los maestros James Conlon, Maris Jansons, Esa-Pekka Salonen, Gianandrea Noseda, Mstislav Rostropovich, Heinz Fricke, Alexander Vedernikov, Andrew Davis y Jakub Hrůša; así como por los directores de escena Dmitri Tcherniakov, Andrei Șerban, Pier Luigi Pizzi y David McVicar.

Su repertorio comprende roles como los de Donna Elvira (Don Giovanni), Desdemona (Otello), condesa (Le nozze di Figaro), Nedda (I pagliacci), Liù (Turandot), Marietta (La ciudad muerta), Liza (La dama de picas), así como Jenůfa y Adriana Lecouvreur.

Mark Padmore

Tenor

Con una carrera dedicada a ópera, conciertos y recitales, sus interpretaciones de las Pasiones de Bach le han reportado gran relevancia, en especial la interpretación del Evangelista en la Pasión según San Mateo y en la Pasión según San Juan con la Berliner Philharmoniker dirigida por Simon Rattle y bajo la dirección escénica de Peter Sellars. En el terreno operístico ha protagonizado The Corridor y The Cure de Harrison Birtwistle en el Festival de Aldeburgh y Royal Opera House de Londres, también ha cantado los papeles de capitán (Billy Budd) en el Festival de Glyndebourne, tercer ángel y John (Lessons in Love and Violence) en su estreno mundial en Londres, así como Tansy Davies (Cave) con la London Sinfonietta. También en Londres participó en las representaciones de Death in Venice. 

Debuta en el Gran Teatre del Liceu. 

Matthias Goerne

Barítono

Natural de Weimar, estudió con Hans-Joachim Beyer en Leipzig, y más tarde con Elisabeth Schwarzkopf y Dietrich Fischer-Dieskau. Ha actuado en los principales teatros del mundo, entre ellos la Metropolitan Opera de Nueva York, Royal Opera House de Londres, Teatro Real de Madrid, Opéra National de París, Bayerische Staatsoper de Múnich y Wiener Staatsoper. En su repertorio destacan los roles de Wolfram (Tannhäuser), Amfortas (Parsifal), Marke (Tristan und Isolde), Wotan (El Anillo del Nibelungo), Orest (Elektra) y Jochanaan (Salome), así como los protagonistas de El castillo de Barba Azul y Wozzeck. A lo largo de su carrera ha recibido gran número de premios, entre ellos cinco nominaciones a los Grammy, el premio ICMA, Gramophone, BBC Music Magazine Award, Diapason d’Or, etc. Desde 2001 es miembro honorario de la Royal Academy of Music de Londres.

Debutó en el Gran Teatre del Liceu la temporada 2006/07 con un «Concierto Mahler», regresando con un recital (2008/09).

Comparte el artículo

¿Quieres recibir las novedades? Suscríbete

Temas: Ópera; Benjamin

Continúa haciendo scroll para ver el siguiente artículo

Load next